saint seiya saga del cielo

Publicado en por L

Tenkai-hen joso Overture relata la historia de Seiya después de la batalla de Hades donde quedó en estado vegetativo por la herida que le provocó Hades. Seiya es blanco de tres ángeles enviados para ejecutarle pero es protegido por Atenea. Más tarde aparece Artemisa, Diosa de la caza y la luna, reclamando a Atenea la protección que brindaba a Seiya, pero Atenea transfiere el mando de la tierra a Artemisa a cambio del perdón de sus santos.

Los santos de oro son castigados (a excepción de Aioros de Sagitario) por los dioses, sellando sus almas a una estatua en el Santuario. Cuando Seiya llega al Santuario, Jabu, Ichi y Shaina le informan que el Santuario ha pasado a manos de Artemisa. Seiya y los otros santos inician una feroz batalla para salvar la vida de Atenea quien ofrece su sangre para prolongar la existencia de la humanidad.

Los guerreros que están al mando y protegen a la diosa Artemisa son los denominados Angeles Celestiales, Touma de Icarus, Odisseus y el angel Theseus. El angel Theseus se enfrenta a Shun e Ikki a quien después de una larga y ardua batalla logran vencer. Hyoga y Shiryu son los rivales del angel Odiseus, que logran derrotar con el poderoso dragon ascendente y el polvo de diamantes provocando la destrucción completa de Odisseo. Por último, y la más interesante e importante batalla es la que libran Touma de Icarus y Seiya, siendo parcialmente Seiya es el vencedor.

Luego que los tres guerreros celestiales Thesseus, Odisseus e Icaro (Tōma) son derrotados, tras duras batallas, ya que son enemigos realmente poderosos, Seiya encuentra a Atenea y entre ellos se cruzan palabras de sus sentimientos, pero finalmente Atenea pide el báculo de la tierra a Artemisa para "matar a Seiya", pero él no se opone, diciendo que su vida es de ella, y que puede quitársela si así lo quisiera. Aparentemente, Atenea asesina a Seiya quien luego despierta y batalla nuevamente con Icaro que aún no se daba por vencido. Artemisa se da cuenta que en realidad, Atenea con el báculo no mató a Seiya, sino que le quito la maldición de Hades, y está dispuesta a asesinar a Atenea con una flecha sagrada. Atenea parece decidida a aceptar la flecha sin miedo a morir, pero Icarus intercepta la flecha, en ese instante reconoce que el es hermano menor de Marin, ya que en su poder tenia un colgante similar que el de Marin y muere en los brazos del Caballero de plata de Águila.

Más tarde aparece Apolo, dios del sol, hermano de Artemisa y Atenea, quien sostiene una ligera batalla con Pegaso. Tras elevar su cosmo a un nivel excepcional, este se lanza hacia Apolo pero la película deja la inquietud de si lo logra o no golpearlo.

Antes de los créditos se ve una extraña secuencia, donde Seiya y Saori están mirándose en medio de un lugar desconocido (al parecer sería la casa de campo donde se encontraban al inicio de la película); y por el diálogo que sostienen es evidente que no se conocen. Seiya está preparado para irse y Saori lo despide, diciéndole que tenga suerte en encontrar a la persona que está buscando. Este epílogo nos mostraría el castigo final que Apolo anuncia en la película para la raza humana: el que la misma vuelva a empezar de cero, sin la existencia de Athena y sus Santos.

Al final de la película (después de los títulos) se muestra a Seiya con una nueva Armadura intentando golpear a Apolo de la misma manera que anteriormente y consigue rozarlo ante la sorpresa de éste. Luego la Armadura se separa del cuerpo de Seiya.

Comentar este post